Estatuto

Junta Arquidiocesana de Educación

ESTATUTO

Artículo 1: La Junta Arquidiocesana de Educación[1] de Santa Fe es el órgano de la Arquidiócesis que, bajo la autoridad del Arzobispado, tiene la misión de estudiar, promover, coordinar, evaluar y asesorar todo lo referente a la acción educativa de la Iglesia particular, en lo que se refiere al campo de la Educación, en general y la Católica en particular. (C.c. 793-806).

1.1.- Sostener el principio de la libertad de enseñanza y su justa aplicación legal en toda la Arquidiócesis (cf.c.797).

1.2.- Afirmar los derechos docentes de la Iglesia y difundir la doctrina católica sobre educación (c.c.794 y 800).

1.3.- Velar porque la educación cristiana  que imparten los colegios católicos sea “la formación integral de la persona humana, en orden a su fin último y, simultáneamente al bien común de la sociedad, ya que los niños y  los jóvenes han de ser educados de manera que puedan desarrollar armónicamente sus dotes físicas, morales e intelectuales, adquieran un sentido más  perfecto de la responsabilidad y un uso recto de la libertad, y se formen para participar activamente en la vida social”. (c.795).

1.4.- Promover la coordinación y unión de todos los colegios católicos de la Arquidiócesis. (cf.c.806).

1.5.- Asesorar y orientar a los colegios católicos en los aspectos jurídicos-legales, técnicos-administrativos y técnicos-pedagógicos y propender a su constante actualización y perfeccionamiento. (cf.c.806).

Artículo 2:

2.1.- Son miembros naturales todos los Institutos Educativos Católicos de la Arquidiócesis que estarán representados a todos los efectos por los Apoderados Legales y los Directivos, sin tener en cuenta los distintos niveles.

Artículo 3:       DEBERES

3.1.- Cooperar diligentemente con el Obispo creando las convenientes disposiciones en las comunidades educativas, promoviendo el conocimiento correspondiente de sus funciones y sus orientaciones y cooperando con los supervisores de Enseñanza Religiosa que él designe y en cuanto él lo requiera en orden al cumplimiento de sus responsabilidades indelegables. (c.c.804,805 y 806).

3.2.- Representar a la escuela católica ante las autoridades públicas u organismos que lo requieran.

3.3.- Informar periódicamente acerca de los problemas educacionales de la Arquidiócesis, de las disposiciones legales vigentes, etc.

3.4.- Gestionar ante las autoridades civiles lo que corresponda para el fomento, defensa y representación de la escuela católica.

3.5.- Prestar asesoramiento y orientación a la escuela católica en lo que se refiere a conducción, organización, actividad catequética y pastoral en general y disposiciones legales.

3.6.- Mediar entre los gremios y las patronales y autoridades oficiales cuando la libertad de enseñanza y los derechos de los docentes se vean comprometidos.

3.7.- Proponer a las autoridades públicas las medidas que se consideren oportunas en orden al fomento, defensa y perfeccionamiento de las escuelas católicas y de la educación en general (cf.c.797 y 799).

Artículo 4:    INTEGRACIÓN

4.1.- Un  Presidente designado por el Señor Arzobispo.

4.2.- Dos Vicepresidentes designados por el Señor Arzobispo.

4.3.- Cuatro vocales titulares y cuatro suplentes elegidos por votación secreta entre los directivos representantes a partir de un listado de  candidatos, representantes de los Niveles Inicial, EGB, Polimodal y Terciario (no universitario).

4.4.- De entre ellos – en su primera reunión – surgirá un Secretario .

4.5.-Supervisores de Enseñanza Religiosa designados por el Señor Arzobispo.  Asisten a la reunión por derecho.  Tienen voz y voto.

4.6.- Presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de familia, con voz y voto.

4.7.- Pueden asistir a las reuniones a título de Consultores: Expertos cuya presencia será solicitada según las necesidades que de su colaboración se tenga, sin  voto alguno.

4.8.- Asesor: el Señor Arzobispo o a quien él designe con el debido nombramiento.

4.9.- Dos vocales titulares y dos suplentes por los Apoderados Legales: uno correspondiente a las escuelas parroquiales y arzobispales y otro por los Institutos Congregacionales, elegidos por los titulares.

Artículo 5:   DEL PRESIDENTE

Son deberes y atribuciones del presidente:

5.1.- Representar a la Asociación en todos los actos.

5.2.- Representar a la Junta en el CONPRODEC.

5.3.- Convocar y presidir las Asambleas, las reuniones de Comisión Directiva y de Junta.

5.4.- Decidir la votación en caso de empate, tanto de Asamblea como de Comisión Directiva, para lo cual se le asigna en esos casos voto doble.

5.5.- En las Asambleas podrá intervenir en cualquier discusión, para lo que deberá delegar el cargo a quien corresponda.

5.6.- Convocar conjuntamente con la firma del Secretario, a las Asambleas y reuniones de Comisión Directiva, tanto Ordinarias como Extraordinarias.

5.7.- Resolverá por sí los asuntos urgentes y adoptará toda medida que considere conveniente con cargo de dar cuenta a la Comisión Directiva en su primera sesión.

Artículo 6:  DE LOS VICEPRESIDENTES

Son deberes y atribuciones de los Vicepresidentes:

6.1.- Suplir al Presidente en la representación de la Asociación en los Actos.

6.2.- Reemplazar al Presidente en las Asambleas y las reuniones de Comisión Directiva cuando aquel estuviera ausente.

Artículo 7: En caso de acefalía, el Señor Arzobispo designará a su/s reemplazante/s hasta completar el período.

Artículo 8:   DEL SECRETARIO

Son deberes y atribuciones del Secretario:

8.1.- Refrendar la firma del Presidente, confeccionar actas y memorias correspondientes.

Artículo 9 DEL TESORERO

Es designado por el Vicario o Delegado Episcopal para la Educación ad referendum del Señor Arzobispo.  Es miembro nato de la Junta Arquidiocesana de Educación y Administrador de la misma.

Son deberes y atribuciones del Tesorero:

9.1.- Percibir todas las sumas que por cualquier concepto deben ingresar a la Junta Arquidiocesana de Educación.

9.2.- Firmar cheques, libranzas y todo otro documento para el movimiento de fondos propios.

9.3.- Efectuar todos los pagos actualizados por la Comisión Directiva y los de rutina de la Institución.

9.4.- Presentar mensualmente a la Comisión Directiva y a la Junta los balances de movimiento de fondos, acompañados con sus  correspondientes comprobantes, y el balance general anual.

9.5.- Dar cuenta a la Comisión Directiva y a la Junta mensualmente de la situación de las Instituciones en mora, a los efectos correspondientes.

9.6.- Firmar con el Presidente todo documento relacionado con créditos, previo informe y autorización del Señor Arzobispo.

Artículo 10DE LOS VOCALES

Son deberes y atribuciones de los Vocales:

10.1.- Asistir a las reuniones de la Comisión Directiva.

10.2.- Asumir las Comisiones y Subcomisiones que se crearen conforme a las resoluciones de la Comisión Directiva y convocar a reuniones a las Instituciones del nivel que representan cuando fuese necesario.

10.3.- Ser Secretario de Actas cuando se lo eligiera en la Comisión Directiva para tal fin.

10.4.- Durarán tres años en sus funciones pudiendo ser reelegidos por un período más.

10.5.- Los vocales suplentes, suplen al titular en caso de ausencia prolongada, justificada, por renuncia del titular o cuando lo requiera el presidente.  Su mandato es por tres años pudiendo ser reelegidos por un nuevo período.

Artículo 11:       Todos los miembros de la Junta durarán 3 años en sus funciones, pudiendo ser reelegidos por un período más.

Artículo 12DE LOS SUPERVISORES

Serán designados por el Señor Arzobispo, quien determinará sus roles y funciones.

Será tarea de los Supervisores:

12.1.- Asistir a las reuniones de Comisión Directiva.

12.2.- Planificar sus tareas de acuerdo con el Señor Arzobispo y el Vicario o Delegado Episcopal para la Educación.

12.3.- Presenta trimestralmente a la Comisión Directiva una reseña de lo actuado.

12.4.- Trabajar con y en la JAE cuando se lo solicite.

Artículo 13 DEL ASESOR LEGAL

Es designado por el Vicario o Delegado Episcopal para la Educación ad referendum del Señor Arzobispo. Es miembro nato de la Junta Arquidiocesana de Educación.

Son deberes y atribuciones:

13.1.- Brindar asesoramiento gratuito legal y jurídico a la Junta Arquidiocesana de Educación.

13.2.- Representar y/o patrocinar a las Escuelas integrantes de la JAE por indicación del Vicario o Delegado Episcopal para la Educación.

Cuando las escuelas requieran los servicios  profesionales en causas extrajudiciales y/o judiciales, el costo y las costas estarán a cargo de las mismas.

13.3.- Participar en las reuniones convocadas para dar cuenta a la Comisión Directiva y a la Junta de las actuaciones y asesoramientos realizados.

13.4.- Informar inmediatamente al Vicario o Delegado Episcopal para la Educación de cualquier conflicto y/o consecuencia jurídica que exista y/o pudiera existir como consecuencia de este y/o como resultado del dictado de normas legales y/o consulta por asesoramiento.

13.5.- Representar a la JAE, a pedido del Presidente, como asesor legal en el CONPRODEC.

13.6.- Dar cuenta a la Comisión Directiva y a la Junta mensualmente y/o en ocasión de su reunión, de la situación jurídica y/o legal de las Instituciones que han solicitado asesoramiento, a los efectos correspondientes.

Artículo 14DEL ASPECTO FINANCIERO

Será tarea y responsabilidad de la JAE:

14.1.- Hacerse cargo del sueldo de los Supervisores designados por el Señor Arzobispo.

14.2.- Hacerse cargo del sueldo del personal administrativo rentado cuando éste fuere necesario.

14.3.- Determinará la contribución anual que se solicitará a cada Instituto teniendo en cuenta las normas fijadas por el CONPRODEC y el CONSUDEC.

Artículo 15:   DE LAS ASAMBLEAS

Las Asambleas podrán ser ordinarias y extraordinarias.

15.1.- LAS ASAMBLEAS ORDINARIAS se realizarán una vez al año y cuando por acefalía sea necesario elegir miembros de la Comisión Directiva. En dicha Asamblea se presentará la Memoria y Balance y se fijarán las pautas de trabajo para el año en curso.

15.2.- LAS ASAMBLEAS EXTRAORDINARIAS se realizarán cuando la Comisión Directiva lo crea necesario o a pedido de un tercio de los Institutos de la Arquidiócesis.

Artículo 16:   DE LAS ELECCIONES

Son electores los Apoderados Legales y los Directivos a que hace mención el art.2., y no adeuden la contribución que establece el Art.14.3.

Son elegibles todos los miembros representantes de las Instituciones Educativas arzobispales, parroquiales y congregacionales de la Arquidiócesis, quienes deberán prestar su conformidad, presentados a través de una lista de candidatos.


[1] cf. I Sínodo Diocesano – Decreto 30/99



Seguinos en